Cómo Reformar una vivienda pensando en el futuro (Te damos las claves✔️)

En el artículo de hoy vamos a ver cómo y con qué materiales debemos realizar la reforma de una vivienda pensando en el futuro. Vamos a reformar nuestro hogar con la idea bien fundada y aguerrida en nuestro cerebro, de querer una casa longeva, duradera en el tiempo. Vamos a tratar de que pasen los años sobre sus fachadas, pero que no se note en nada, cuando estemos dentro, habitando en ella.

Para hacer aún más didáctico y productivo este artículo, quiero hablaros de nuevos materiales y sistemas que están revolucionando el mundo de la construcción. Una revolución que viene, en gran medida, provocada por la procedencia de estos nuevos materiales que están alterando y agitando positivamente el mundillo de las reformas del hogar.

Responsables con nuestro planeta

Cuidar el planeta

Por supuesto que estos nuevos sistemas y materiales de los que os voy a hablar a lo largo de este artículo son ecofriendly; ese anglicismo tan en boga hoy en día. No soy muy de usarlos, los anglicismos, me refiero. Sin embargo, sí que, al menos en este caso, abogo mucho por la causa, por la búsqueda de una sostenibilidad entre los habitantes que pueblan el planeta, y los propios recursos del mismo. Creo firmemente que debemos cuidar de nuestro bello planeta azul, que lamentablemente nos está dando muestras que sus fuentes de materias primas también se agotan, y que nuestra mano, la del hombre a la hora de explotarlas, no ha ayudado mucho a que esa fuente inagotable de recursos que era nuestro planeta antaño, hoy en día, ya tenga la etiqueta de caduco.

¿Por dónde empiezo en la reforma de mi vivienda?

Empezar con la reforma

Parecerá una perogrullada, pero a la hora de empezar a reformar una vivienda, en ese preciso instante en el que lo decides, lo primero que debes hacer es consultar a un profesional, porque en muchas ocasiones tus pensamientos chocan más de lo habitual con la cruda realidad. Ejemplos como pueden ser unos muros que no aíslan nada, solo por citar una de las innumerables complicaciones que pueden dar o llegar a ocurrir cuando queremos reformar una vivienda totalmente, y todo esto se multiplica, sí en la idea de reforma de la vivienda, va intrínseca una certeza soñada y consensuada con la almohada, de querer una reforma duradera, querer una vivienda reformada y pensada para el futuro… Que ocurra lo que tenga que ocurrir, pero que mi casa esté ahí, observando el devenir de los acontecimientos de la sociedad que le toque vivir a nuestros hijos y nietos.

No quiero con esto quitarle la ilusión a nadie: Si quieres dirigir tú mismo tu reforma, o incluso llevarla a cabo, por supuesto que podrás… Lo que intento es avisar de que este tipo de trabajos son, por lo general, caros, y que sin duda un mal resultado será una pésima noticia, por lo que hay que estar muy seguros de lo que hacemos.

¿Qué es una “Pasive House”?

Pasive house

Vuelvo a los anglicismos, pero esta vez por necesidad del sector. En el mundillo de las reformas de viviendas ha entrado este nuevo concepto como una auténtica revolución, debido a que son casas pensadas para durar. Pensaréis, vaya novedad revolucionaria, el querer que una casa perdure en el tiempo y pueda albergar el futuro de nuestros descendientes. Es verdad, este objetivo constructivo ya lo tuvieron los sumerios cuando realizaron las primeras construcciones con adobe y paja, naciendo así, la primera sociedad de nuestros días.

El término “Pasive House”, a la par de tener el objetivo de ser futuro, es decir, ser construidas o reformadas para durar en el tiempo, también tienen como fiel propósito el dañar lo menos posible a ese futuro próximo o lejano. Este tipo de casas buscan la tan deseada sostenibilidad, eso sí, no restando ni un ápice a nuestro confort.

Sistemas y materiales más utilizados para reformar viviendas con vistas al futuro más sostenible posible

Ecorec

La “Pasive House” ha irrumpido tan fuerte en el sector, en gran medida por el sistema que utiliza, este es el ecorec, que afortunadamente para nuestra salud, ha eliminado por completo los materiales nocivos, como por ejemplo el amianto. Aunque he de decir que este compuesto químico que se encontraba, por ejemplo, en el interior del acero y de otros materiales, hace ya unos años que se ha dejado de utilizar, al menos de manera oficial.

Por eso, el ecorec, con su maravillosa termoarcilla, un aislante capaz de romper el frío exterior, es decir, un material ecológico, que aprovecha la propia orografía de dónde esté construida la vivienda, para proporcionar una sensación perenne de bienestar y confortabilidad.

Aerotermía

He hablado mucho a lo largo de este artículo sobre los muros a reformar en nuestro hogar con vistas al futuro, pero ahora, por
primera vez en esta redacción, voy a hablar del suelo, esos pequeños detalles sin importancia, el dónde pisamos, el dónde afincamos nuestros sueños para verlos hacerse realidad. Y qué mejor, que soñar descalzo en tú casa. ¿Descalzo? ¿Por qué voy a ver hacerse realidad mis sueños, descalzo sobre el suelo de mi hogar? Seguro que has pensado eso, y también sé que sí lo has pensado, es porque no conoces la aerotermia ni su maravillosa combinación con el suelo radiante.

Geotermía

Hay momentos en que la aerotermía parece no poder cumplir al 100% con las exigencias de refrigeración y/o calefacción de nuestra vivienda. Si vivimos en zonas excesivamente frías, en las que los inviernos tienden a posicionarse por debajo de lo 10º bajo cero, es preferible que optemos por un sistema de geotermía. Los sistemas de geotermía son más caros que los de aerotermía, pero cuentan con la ventaja de que son también más eficientes y que no son tan dependientes de los factores externos.

Tanto la aerotermía como la geotermía tienen la función principal de extraer el calor (o expulsarlo) del aire (en el caso de la aerotermía) y de la tierra (en el caso de la geotermía). Por medio de un ciclo de Carnot, consiguen alcanzar eficiencias por encima del 500% que harán que ahorremos cada año en nuestras facturas.

En resumén, zonas más calidas: aerotermía. Zonas más frías: geotermía. En cualquier caso, usar uno de estos 2 sistemas de climatización será un paso hacia delante en vuestra vida y os proporcionará unos ahorros más que sustanciales. La rentabilidad de este tipo de sistemas está más que asegurada.

Esperamos que este artículo te haya gustado. Seguramente nuestros consejos para vuestra casa ideal irán cambiando a lo largo del tiempo, pero no te preocupes, porque os seguiremos teniendo informados! Os deseo mucha salud, hasta pronto!

Deja un comentario

Página creada por PáginasWebCuenca

Todos los Derechos Reservados 2020 ©

Ponemos a su disposición nuestra Política de privacidad y nuestra Política de Cookies